En esta primera fase los trabajos han permitido el arreglo del interior del inmueble (capilla y patio) y la construcción anexa de dependencias. Se ha eliminado el muro interior, unificando los dos patios.
En el interior de la capilla, se ha sustituido el zócalo de azulejos por otro de piedra de mármol, arreglo de paredes e instalación de pilastras y molduras para los cuadros.
La instalación eléctrica se ha cambiado por una nueva de última tecnología. De igual modo la iluminación, sustituyendo la anterior de filamento de incandescencia por otra de luces led con regulador de intensidad, ajustada a los criterios museísticos y expositivos de piezas artísticas del proyecto elaborado para este fin.
Se han colocado nuevas puertas en la capilla y la Casa, de aluminio, con aislamiento de frío y de calor, llevándose a cabo el arreglo de las puertas interiores que comunican con el patio e inmueble interior.
Se ha mejorado el acceso al museo, terraza y campanario por mediación de unas nuevas escaleras.
Las mejoras en el patio se han producido con una nueva red de saneamiento, suelo de hormigón y arreglo de paredes.
En las dependencias de la Casa, donde se encontraba la tienda, ahora se levanta una doble planta en bruto.
En estos días empiezan los trabajos para acometer la segunda fase, la definitiva, para poder ver terminada la que será la Casa de todos los Jesueños. Sin duda, uno de los grandes proyectos con los que se comprometió esta Junta de Gobierno.